Lenguas oficiales y cooficiales en España

En España, como bien sabrás, hay más de una lengua oficial. De hecho, según el territorio en el que residas, es bastante probable que conozcas de primera mano alguna. Sin embargo, no todo el mundo tiene claro cuáles son exactamente. Por ello, en esta ocasión, vamos a ocuparnos de aclarar esta materia y de definirlos con la mayor exactitud posible.

¿Qué se entiende por lenguas oficiales y cooficiales?

Para responder a esta cuestión, lo primero que hay que hacer es echar un vistazo al artículo 3 de la Constitución Española de 1978. En él se especifica, en su primer epígrafe, que el castellano es la lengua oficial del Estado y que, por lo tanto, todos los españoles tienen la obligación de conocerla y el derecho a utilizarla.

Por su parte, en el siguiente epígrafe se especifica que el resto de lenguas españolas serán oficiales en sus respectivas Comunidades Autónomas en función de lo especificado en sus estatutos y que esta riqueza y variedad lingüistica es patrimonio cultural del país y sus gentes y, por tanto, objeto especial de protección y respeto.

También hay que decir que por la palabra cooficial se entiende que la lengua en cuestión es tan oficial como el castellano. Esto quiere decir que, por ejemplo, puede emplearse en documentos públicos, bandos, oposiciones… del mismo modo que el español siempre y cuando aparezca la posibilidad reflejada en el estatuto de autonomía que corresponda.

Las razones por las que estas lenguas se protegen tanto en la actualidad son muy variadas. En primer lugar, España es un país muy complejo que surge de la unión de varios reinos y que carece de identidad estatal hasta hace pocos siglos. Además, durante la dictadura franquista se persiguió el uso de estas lenguas, lo que ha llevado a una especial sensibilización respecto a ellas.

¿Cuáles son las lenguas cooficiales de España

A continuación, vamos a especificar todas las lenguas que, en estos momentos, teniendo en cuenta los correspondientes estatutos de autonomía de las Comunidades Autónomas, son consideradas como cooficiales junto al castellano.

El catalán

Es la lengua cooficial más hablada en España junto al castellano. De hecho, más allá de Cataluña, se habla también, en sus respectivas variantes, en la Comunidad Valenciana y en las Islas Baleares. En total, se estima que son 11,5 millones de personas los que la hablan.

Hay que tener en cuenta que, en Cataluña, el catalán es el idioma materno del 31,6 % de la población, mientras que el español lo es para un 31,6 %. Resulta curioso que solo el 3,8 % de sus habitantes considere que ambas lo son.

En las Islas Baleares, el 42,6 % considera al balear, que es la variante del catalán utilizada en el territorio, como su lengua materna, mientras que en la Comunidad Valenciana lo es por el 36,4 %.

El gallego

Con, aproximadamente, dos millones de hablantes, el gallego es la segunda lengua cooficial más importante de España. Además, cuenta con ‘respeto y protección’ por parte de la comunidad autónoma de Castilla y León. Aunque su origen, al igual que el del catalán, hay que buscarlo en el latín, tiene fuertes influencias del portugués.

Dentro del territorio de la región, el 61,2 % de la población afirma utilizar el gallego más que el castellano. De hecho, para el 52 %, es su lengua materna, mientras que el castellano solo lo es para el 30,1 %. Merece la pena destacar que estos datos solo se dan en esta comunidad autónoma. Y es que, en muchas ocasiones, se tiende a pensar que es Cataluña la tierra en la que más se habla un idioma cooficial.

El euskera

El euskera, también denominado vascuence o vasco, es el idioma cooficial del País Vasco y de la región norte de la Comunidad Foral de Navarra. Probablemente, se trata de la lengua más compleja de todas las que conviven en España. De orígenes desconocidos, la variedad estandarizada es el euskera batúa, si bien es cierto que existen otros seis dialectos diferentes dentro del territorio.

Se estima que, aproximadamente, sumando ambos territorios se roza el millón de hablantes en euskera. Sin embargo, debido a que se trata de una lengua que, durante muchos siglos, dejó de hablarse en determinadas zonas, su implantación no es excesiva. Por ejemplo, el 66 % de la población de Álava es castellanoparlante en exclusiva.

El aranés

Este es un caso curioso ya que se trata de una variedad del catalán propia del Valle de Arán, Lleida, y que desde 2006 es oficial en toda Cataluña. Se estima que es la lengua materna de, aproximadamente, 2800 personas en toda España, lo que no quita para que tenga el distintivo de cooficial.

Idiomas no oficiales

Pero, más allá de los idiomas cooficiales, que son a los que hemos hecho mención anteriormente, existen otros idiomas que, a pesar de no ser oficiales, son hablados y respetados dentro del territorio. Este es el caso, en primer lugar, del aragonés, también denominado como ‘fabla’, que es propio de la Edad Media y que, hoy en día, prácticamente solo se escucha al norte de la provincia de Huesca.

Por otro lado, también hay que hacer mención al asturleonés, más conocido como ‘bable’ y que prácticamente solo se habla en Asturias y en algunos puntos de las provincias de Zamora y León. Posee su propio órgano regulador, que es la Academia de la Lengua Asturiana, si bien es cierto que sus competencias no exceden del territorio del Principado de Asturias.

A estas dos lenguas hay que añadir el caló, que es, más que un idioma, una jerga de raíz romaní comúnmente utilizada por las comunidades gitanas. También hay que mencionar el rifeño, que es utilizado en Melilla, y el árabe en su modalidad dariya, que se habla en Ceuta.

Un crisol de lenguas

España, como consecuencia de su historia, posee una gran variedad de lenguas y dialectos hablados dentro de su territorio. No todos son considerados cooficiales, pero pueden serlo en el futuro. De hecho, las autoridades trabajan cada vez más con el objetivo de preservarlos como parte del patrimonio cultural del país.