Lista Robinson para evitar el spam publicitario

Para luchar contra el acoso comercial en Europa, existe la posibilidad de acudir a la llamada “Lista Robinson”, un método respaldado por el nuevo Reglamento de Protección de Datos (GDPR o RGPD) que entró en vigor el 25 de mayo de 2018. La lista Robinson consiste en un registro que puedes realizar por internet cuando no deseas recibir publicidad a través de uno o varios canales de comunicación, como correos, mensajería de texto, teléfono móvil y fijo, mensajería postal o cualquier otro medio de comunicación.

Así que, si aún no has oído hablar de esta lista y te interesa, no te pierdas el siguiente artículo, ya que en él te daremos todos los datos que necesitas conocer para poder apuntarte en la Lista Robinson y beneficiarte de su servicio.

 

Qué es la lista Robinson y para qué sirve

La lista Robinson es un servicio gratuito puesto a disposición de los consumidores que buscan controlar o eliminar la publicidad indeseada, esa empresa o lugar al que no le hayamos dado consentimiento para el envío publicitario y que aun así nos saturan muchas veces a publicidad. La ley de protección de datos de 2018 ha hecho posible que esta Lista Robinson tenga razón de ser y que sea un servicio que se encuentre enmarcado dentro de ese nuevo derecho a la protección de datos de las personas.

Este servicio está gestionado por Adigital (Asociación Española de Economía Digital), y se ofrece a cualquier persona física que lo solicite y cuente con más de 14 años de edad, ya que en el caso de los menores se necesita el consentimiento de los padres.

Para observar y disfrutar de los efectos de no recibir publicidad indeseada una vez inscrito en la lista Robinson, es necesario esperar al menos dos meses, ya que es posible que nuestros datos estén siendo utilizados en ese momento por alguna campaña comercial que esté en ejecución.

 

Beneficios de inscribirse en la llamada lista Robinson

  • Se trata de una lista que te protege del spam que determinadas entidades pueden enviarte aunque nunca hayas tenido relación, aprovechándose de tus datos obtenidos de diversas formas.
  • En el caso de que sí hayas tenido una relación comercial anteriormente con una entidad, es necesario que contactes directamente con la empresa y le manifiestes tu deseo de no querer recibir más publicidad. Para contactarlos, la web de la lista Robinson cuenta con un buscador de entidades que seguro te hará mucho más fácil la tarea de hacerles llegar tu petición.
  • Registrarte en la lista Robinson es muy sencillo, ya que solo tienes que ir incorporando los datos que te piden. Luego deberemos esperar un correo de confirmación, y tras él nos enviarán nuestro nombre de usuario y nuestra clave numérica. Lo siguiente será acceder al servicio para dar cuenta de aquellos sitios de los que no quieres recibir publicidad (ya sea por email, mensajería, etc.).

 

LISTA-ROBINSON-SPAM

 

Qué pasa si la entidad sigue acosándote

En este caso, debes saber que puedes denunciar a cualquier entidad que, pasado los dos meses de haber hecho tu petición, sigan enviándote información publicitaria indeseada. Esto incluye tanto a entidades con las que no nunca hayas tenido relación comercial como a aquellas con las que sí hayas tenido relación pero ya no la desees y se lo hayas manifestado debidamente y de manera formal como describíamos anteriormente. Nuestra recomendación en este punto, y para que este paso tenga efecto, es que guardes todas las evidencias de haber solicitado por escrito dicha petición.

Y si tienes dudas sobre si sabrás hacerlo o si te habrás equivocado, a la hora de hacer tu denuncia fíjate muy bien en las indicaciones que nos proporciona en este sentido la web de la lista Robinson. Tras esto, las empresas que hayan incumplido con tu petición debidamente realizada, deberán pagar una multa a la Agencia de Protección de Datos.

 

¿Cuáles son tus derechos como consumidor?

Según la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, a la hora de estar protegidos como consumidores lo primero es conocer cuáles son nuestros derechos para luego poder reclamarlos debidamente.

Como consumidor de comunicación a distancia tienes derecho a:

  • Recibir una información clara del vendedor en cuanto a su identidad, finalidad comercial, características del producto o servicio y precio del mismo.
  • No puedes recibir llamadas telefónicas automatizadas, al menos que lo hayas autorizado previamente.
  • Está prohibido hacer llamadas desde un número oculto, ya que de esta forma no hay números a los cuales poder denunciar y la falta de claridad no está permitida.
  • Una persona tiene derecho a oponerse a recibir publicidad y comunicaciones comerciales en el momento que lo estime oportuno y a través de cualquier canal. Como decíamos, si existe una relación contractual previa, entonces se debe informar primero a esa empresa o lugar nuestro deseo de no recibir nuevas comunicaciones comerciales.
  • Cada empresa o lugar tiene la obligación de informar a sus posibles clientes y usuarios sobre si desean recibir ofertas y publicidades, y sobre su derecho a no recibir ofertas ni comunicaciones comerciales cuando ya no lo deseen.
  • Las empresas deberán conservar durante un año los datos de las personas que se hayan opuesto a recibir ofertas publicitarias.
  • Además, y en caso de que un usuario decida libremente recibir comunicaciones comerciales, dichas comunicaciones deben mantener un horario prefijado que va de 9 de la mañana a 9 de la noche, y nunca se deben enviar mensajes comerciales en días festivos ni fines de semana, aunque esto es algo que sigue sin cumplirse en muchas ocasiones.